UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN, LA SUSTRACCIÓN DE AUTOMÓVILES ESTACIONADOS EN LAS CALLES

Los vecinos de Belén de Escobar siguen sufriendo la sustracción de los vehículos que estacionan en las calles, especialmente en las que están ubicadas en pleno centro, las preferencias de los “yugueros” (así denominan en el argot del hampa a los delincuentes que “levantan” los rodados de las calles), tal como lo señala el CESVI, se centran en los Fiat Duna, Uno, 147, VW Gol, Ford F 100 y Renault 11 y 12.
De la calle Belgrano, entre Los Lazaristas y César Díaz, la vecina Julia Díaz, tal como lo hacía diariamente, estacionó por la noche, aproximadamente a las 23.30, un VW Pointer color gris, patente ATQ 098 cuando a la mañana salió de su domicilio comprobó con disgusto que se lo habían sustraído.
Las motocicletas también tienen a sus “especialistas” Sergio Cianpello, un vecino de Matheu, estacionó su moto marca Motomel color gris y verde, patente 029 GBB, a las 11.30 hs. en Rivadavia y Spadaccini, cuando a las 17 hs. regresó a buscarla ya se la habían robado.
Ayer, hubo otro damnificado, Anibal Ruletti, que estacionó un Renault 12 color gris, patente STG 630 casi en la esquina de Mitre y Estrada, su ausencia duro unos quince minutos, entre la 9 y las 9.15, en tan breve lapso se lo sustrajeron.
El mismo día, entre las 10.40 y 10.50 horas, de César Díaz entre Asborno y Mitre “levantaron” un Renault 11 patente SYU 027 propiedad de María Andrea Bosch.
Las denuncias de estos ilícitos fueron formuladas en la comisaría Escobar 1ª que de inmediato pasaron por la red radial policial el pedido de secuestro de los rodados pero este tipo de delito siempre tendrá un remanente hasta que los “yugueros” no sean liberados por la justicia tan “ligeramente”, por supuesto que tanto la policía como el Ministerio Público Fiscal se ajustan a derecho, pero, como hace unos días señaló un damnificado, “ a nadie le gusta que lo roben y menos aún cuando el auto es usado para trabajar”. Todo un problema que al parecer no tiene o no quieren encontrarle la solución.