ROTARY CLUB PILAR NORTE ENTREGÓ ESTUFAS Y VENTILADORES A POSTA SANITARIA DEL Bº SAN JORGE

Rotary Club de Pilar Norte (RCPN) concretó, hoy miércoles por la mañana la entrega formal de tres estufas de tiro balanceado y tres ventiladores de techo, a través de la financiación de una subvención distrital y eventos que encara el club, para la Posta Sanitaria que funciona en el Comedor Confiar, del barrio San Jorge, Pilar.
“Nuestra socia Ana Saric, que ha sido elegida como presidente propuesta 2013-14, tendió puentes solidarios y nos contactó con la empresa Fusión Gas (Carlos Pereyra) y con un electricista (Aníbal Delaloye), que donaron la mano de obra y parte de las instalaciones para hacer más confortable la Posta Sanitaria, en donde se atienden unas 250 personas por mes”, contó la presidenta de RCPN, Fabiana Ruiz.
“Así, en invierno como en verano los niños y bebés que se revisan estarán confortables y los profesionales trabajarán en un ambiente acondicionado a las necesidades de su labor. Nuestro club Rotary Pilar Norte sigue los lineamientos de que los niños son la simiente de la paz o violencia en el futuro, todo depende de las atenciones y los estímulos que reciban”, añadió Ruiz y destacó que “las familias y comunidades deben ser atendidas para que florezca un mundo justo y fraternal, un mundo en el que reinen la vida y la esperanza”.
El Comedor Confiar funciona con unos 60 chicos por día, aunque el número fluctúa. A contraturmo de los horarios escolares, los chicos almuerzan y realizan otras tareas didácticas como juegos y biblioteca en el lugar, que funciona desde 2001 y hace 6 años en el predio actual.
En el mismo lugar funciona la posta sanitaria de la Municipalidad, donde hay atención pediátrica, generalista y de obstétrica.
A la posta concurren unas 250 personas por mes, generalmente del barrio El Panchito, San Jorge, Los Grillos, Manantial y Carabassa.
“Esta es una zona que ha crecido mucho, con la llegada de gente que tiene muchas necesidades. Por eso es muy importante el funcionamiento del comedor y la posta”, señaló María, una de las responsables del lugar.
Desde el año pasado, además, comenzó a funcionar una escuela de adultos, la 703, y en 2011 se recibieron 19 personas, de entre 17 y 60 años.
“Como nos recomienda Rotary Internacional (RI) este año: ‘Cuando se atienden a los niños, atendemos a las familias del mundo’, seguimos sirviendo y apoyando proyectos que impacten a largo plazo la vida de las comunidades y generen paz y comprensión”, cerró Ruiz.