PURICELLI: “GRAN BRETAÑA BUSCA MILITARIZAR EL CONFLICTO CON MALVINAS”

Durante la semana pasada y luego de las declaraciones realizadas por la presidenta Cristina F. de Kirchner en relación al tema Malvinas, el ministro de defensa, Arturo Puricelli reiteró que la decisión política de la Presidente es la de no caer en ninguna provocación por parte de los británicos.
«La certeza de reclamar por vía diplomática es lo que los ha desencajado. La decisión de los países de América del Sur de no recibir buques que vengan con banderas de las Islas Malvinas les está generando problemas, y les está encareciendo la usurpación que ellos mantienen», afirmó.
En el diálogo que estableció con los medios de comunicación, Puricelli acusó al gobierno de David Cameron de propiciar un enfrentamiento armado.
«Quieren desestabilizarnos, y quieren ver si caemos en la tentación de llevar el conflicto por la vía armada», dijo, y advirtió que, en caso de que Inglaterra intente llegar al territorio continental argentino, se ejercerá la legítima defensa. .
«Lo que tienen que tener claro es que los toleramos en Malvinas, pero si llega a venir a territorio argentino cualquier fuerza armada inglesa, no tengan dudas de que vamos a ejercer el derecho a la legítima defensa, y tenemos capacidades con qué hacerlo», aseveró. .
Asimismo, el funcionario dijo que los últimos movimientos británicos obedecen a necesidades económicas. «Es una bravuconada que hacen los ingleses para mantener el presupuesto militar. El ministro tambien enfatiso en la llegada de principe William a las islas, “Si el Príncipe tuviera un problema, tenemos tratados internacionales firmados que nos obligan a asistir en su auxilio. ¿Fue necesario el envío de un destructor, que le cuesta a Inglaterra millones de libras esterlinas?». Por último, descartó que el gobierno argentino impulse medidas para un bloqueo a las Islas.
«No hemos cambiado en absoluto. Los condicionamientos que tienen los habitantes de las Islas Malvinas es por la política de Gran Bretaña, por mantener el dominio y la usurpación de un territorio que no les corresponde», concluyó.