PROSIGUEN LAS ACCIONES JUDICIALES CONTRA UN FALSO LOCUTOR Y EVASOR FISCAL DE MAQ. SAVIO.

Todo se inició el 18 de abril del año pasado cuando se comprobó una serie de irregularidades cometidas por dos sujetos identificados como René Orlando Walter “Toni” Guerra y su hijo Matías, los detalles de estas” irregularidades” cometidas ese día fueron registradas por todos los medios de prensa de la región, como por ejemplo “El sitio de Escobar “ que lo detalló así: Política / Escobar, 23 de abril de 2010 Fiesta privada en medio de la calle. Derivaciones políticas del aniversario de una FM de Savio.  Cortan una calle y cobran entrada.  Las autoridades niegan su autorización.
Lo que tendría que haber sido una simple fiesta de aniversario, terminó en pedido de informes, acusaciones y derivaciones políticas que llegan a los peldaños de las oficinas de los directores del municipio de Escobar. El pasado domingo 18, el propietario de la FM Bárbara de Maq. Savio realizó un festival en la vía publica, para lo cual gestionó ante el municipio un permiso (Expte. Nº 131518) que lo habilitaba para hacerlo siempre y cuando no cobrara entrada. El Concejal José Maria Rognone, oriundo de la localidad, alertado por los vecinos se hace presente y puede constatar, entre otras irregularidades que: En una casilla de madera se estaba cobrando $ 25 en concepto de entrada, la calle El Ruiseñor estaba cortada con una media sombra, había una cola de vecinos de unos ochenta metros con un ancho de dos personas y que a los concurrentes se les daba un talón sin valor alguno. En uno de los párrafos de su presentación el concejal expresa: “No debemos permitir que acciones inescrupulosas como la desarrollada por FM Bárbara y su responsable el Sr. Orlando Guerra, el día 18 de Abril frente al Polideportivo de Savio, con motivo de su aniversario, empañen la política de difusión cultural que viene desarrollando el Departamento Ejecutivo en distintos barrios del distrito”.También Rognone presentó un proyecto de Ordenanza sobre el particular donde propone: inhabilitase a partir de la promulgación de la presente a FM Bárbara y al Sr. Orlando Guerra para peticionar nuevas solicitudes. Intimase a reintegrar el dinero cobrado y envíese copia del presente al COMFER a SADAIC, AADI, CAPIF y a las municipalidades de Pilar, Campana y Tigre. Pero la cosa no termina acá, una denuncia presentada por una docente de la localidad deja muchas preguntas que las autoridades tendrán la obligación de contestar tarde o temprano. Andrea Monges pregunta: “Están permitidas las fiestas privadas en la vía pública?. Digo fiesta privada porque así la denominó el Sr. que estaba de seguridad en la boletería cuando le pregunte por que se cobraba $ 25. Quien es Toni Guerra que puede hacer lo que quiera, cuando quiera y donde quiera.? Quien le permite al Sr. que viole leyes y ordenanzas municipales como si no existieran? .” Acorde al mismo tenor, el Bloque Celeste y Blanco, liderado por el concejal Jesús Angioi presentó un proyecto de comunicación donde consigna que se identifique el agente que autorizó el evento, el que controló las entradas y con que número de expediente queda registrada la autorización. Mas allá de todo, parece que el caído en desgracia ahora es un desconocido para las autoridades municipales como así también su emisora ilegal. Es importante aclarar que en el Partido e Escobar, solo hay cuatro FM legales y reconocidas por el COMFER. Ellas son: FM Escobar (Fernando Di Maio), FM Santa Maria (Obispado), FM Panamericana (Patti) y la FM Litmar (Stigliani). Las demás utilizando vacíos legales, recursos de amparo y vista gorda de las autoridades locales, siguen contaminando el espectro radioeléctrico. Dentro de ellas esta FM Bárbara. Pero vale recordar que hace mas de dos años, cuando los vecinos de Ing. Maschwitz realizaron un agasajo en las Clavelinas para el flamante electo intendente municipal, este personaje se encargó de oficiar de improvisado asistente para llevarle los obsequios hasta el automóvil. También el día de la asunción del primer mandatario local, Toni Guerra entraba y salía de los despachos del ejecutivo como si se tratara de un funcionario más. Desconocer esa actitud es agregar una componente más a este conflicto.
Lo bueno que ahora las fracturas expuestas tendrán que repararse a la vista de todos y eso es muy gratificante. Fuente: El Sitio de Escobar.
En la 4ª Sesión Ordinaria llevada a cabo en Mayo de 2010, el HCD de Escobar aprobó por unanimidad la inhabilitación de Radio Barbara y de su propietario, cuando esto ocurría Orlando Guerra y su hijo Matías que estaban en la puerta del recinto con una patota, ingresaron al salón protagonizando un escándalo de proporciones, acusando al concejal Rognone de haberles pedido una considerable suma para llevar a cabo el festival que organizó el 18 de abril; tras ver que el falso locutor también amenazó al concejal Luis Carranza el Presidente del Legislativo levantó la sesión e hizo llamar a la policía.
Hubo denuncias al por mayor en contra del este sátrapa, alguna de las cuales todavía se están sustanciando, pero aparte de la comunidad, quién se ha sentido más damnificado, fue el concejal José María Rognone, que continuó las acciones del caso presentando una demanda por “Guerra René Orlando Walter y Guerra Matías S/Calumnias e Injurias Graves”, expediente Nº 2251 que se tramita en el Juzgado Nº 2 en lo Correccional del Departamento Judicial Zárate-Campana a cargo de la Dra. Raquel Slotolow, Secretaría única a cargo de la Dra. Jimena De Marco. A pesar de todo esto Guerra sigue comportándose al margen de la sociedad; recientemente varios vecinos de una propiedad que alquiló Guerra o un familiar en el Bº Acacias Blancas, lo denunciaron en la comisaría de Savio por realizar una fiesta ocasionando ruidos molestos. Según estos vecinos, uno de los cuales es abogado, fueron a pedir que hicieran menos escándalo y les contestaron con amenazas, señalando que la reunión era política, que el intendente sabía de ella, y que en todo caso se fueran a quejar con él. Como oportunamente preguntó la docente Andrea Monges, ¿ Quien protege a este inescrupuloso ?.
.