OTRA MEDIDA DE FUERZA DE LA LINEA 60 EN CONTRA DE LOS USUARIOS Y AUTOMOVILISTAS

La medida de fuerza es por tiempo indeterminado, según anticiparon los delegados sindicales. Miles de pasajeros que viajan desde la zona norte del Conurbano hacia la Capital Federal se ven afectados.
Los choferes de la línea 60 de colectivos lanzaron anoche un paro por tiempo indeterminado a raíz de una supuesta agresión sufrida por tres dirigentes sindicales.
La medida de fuerza afecta a más de 200.000 usuarios y fue acordada por los trabajadores en una asamblea. Según la denuncia de uno de los delegados, Néstor Marcolín, “una patota de la UTA que llegó en tres micros, en connivencia con la empresa Monsa, los agredieron físicamente”.
Los representantes de los choferes denuncian deficiencias en el servicio y reclaman por el despido de cuatro compañeros, además de una correcta liquidación de sus salarios.
“Queremos que nos convoquen a negociar, aunque de la empresa ya esperamos poco. Creemos que la única solución es que intervenga el Ministerio de Trabajo para impulsar una resolución”, señaló otro de los representantes, Esteban Simonetta.
La línea 60 transporta diariamente a más de 200 mil personas en ramales que se extienden entre la terminal porteña de Constitución y las bonaerenses de Tigre y Escobar.
En este momento, cerca de 70 trabajadores y sindicalistas bloquean el carril central de la autopista a la altura de Ingeniero Maschwitz, mano a Capital Federal. “El problema no es con la gente sino con la empresa“, dijo el delegado Hugo Schwartzman.