MENORES DELINCUENTES; EN URUGUAY COMENZARON A TOMAR MEDIDAS, EN ARGENTINA…

Las autoridades uruguayas comenzarán a documentar desde mañana, a través de legajos personales, los robos y demás hechos de violencia e infracciones que cometan menores de edad. Se trata de una nueva medida del gobierno de Mujica para combatir el delito.
Según informa el diario uruguayo El País, los jueces de menores deberán enviar al Instituto Técnico Forense la información concerniente a delitos cometidos por menores para crear un registro de antecedentes.
Estos datos deberán ser guardados en el legajo personal de cada infractor y su funcionamiento será “similar” al que existe para los adultos, según declaró al matutino uruguayo el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Leslie Van Rompaey.
La inseguridad se convirtió en los últimos tiempos en uno de los principales dolores de cabeza para el gobierno del presidente José Mujica, del partido de izquierda Frente Amplio, ante la creciente percepción de que existe un deterioro en ese campo.
En ese contexto, dirigentes, tanto del Partido Nacional como del Partido Colorado, ambos opositores, vienen impulsando en los últimos meses un proyecto de ley para bajar la imputabilidad de 18 a 16 años.
En la República Argentina no hay números concretos respecto a los delitos cometidos por menores de edad. Se han dado centenares de casos de jovencitos que caen en manos de la ley hasta cuatro o cinco veces consecutivas y la resolución judicial es siempre la misma, “entregarlos a los progenitores” sin siquiera comprobar si estos son responsables para contenerlos. Un elevado número de homicidios en ocasión de robo son cometidos por menores de edad que antes de eso fueron aprehendidos por la policía tres o cuatro veces sin que se estos antecedente figuren en ningún lado.