MAURICIO MACRI GANÓ LAS ELECCIONES PORTEÑAS

En la Ciudad de Buenos Aires Macri ganó la elección con el 64,25% de los votos frente al candidato kirchnerista que sumó el 35,75%. La Presidenta se comunicó por teléfono con el jefe del gobierno porteño para felicitarlo. También la oposición saludó a Macri y asoció la derrota del Frente para la Victoria con el Gobierno.
Esta vez, con Filmus, la brecha fue mayor que en 2007 cuando Macri ganó con el 61% de los votos, ahora, sumó más del 64, lo que se traduce en términos reales a 1.084.446 votos. Su contrincante no pudo igualar su marca de hace cuatro años: le faltaron casi 40 mil votos para igualar los 645 mil que había conseguido en aquella oportunidad.
Cerca de las 8, con la apertura de casi todas las mesas sin ningún tipo de inconvenientes, salvo algunas demoras por la ausencia de autoridades, cosa que sucedió siempre.
En un día con intenso frío, los porteños prefirieron votar por la tarde pero finalmente
la cantidad de votantes fue similar a la del 10 de julio y apenas superior a la de la segunda vuelta de 2007: 1.783.629.
Escrutadas el 99,8% de las mesas, Macri le sacó 28.5 puntos a su contrincante. La amplia diferencia obligó a los dirigentes kirchneristas y a la propia Presidenta reconocer la derrota.
Ahora habrá que ver si Macri logra extrapolar el caudal de votos a octubre. Un antecedente que no es menor marca que sus candidatos no pudieron capitalizar en 2007 la excelente elección local que había logrado. Esta vez, por las dudas, mostró a su primer candidato a diputado desde temprano, en todos los festejos del PRO.
Realidades, estuvo en el bunker del Macrismo donde apenas terminado el sufragio en un primer momento habló Montenegro con mucha cautela, pero la gente que estaba en el reducto ya sabía que Mauricio Macri era el ganador y la algarabía que reinaba en el lugar era indescriptible.
Para nada llamó la atención del cronista verlo a Miguel Jobe (ex pattista) con un acompañante tratando de acercarse al escenario, quizá forjando otra farsa como las muchas que suceden en la política de cabotaje de Escobar, donde los más pillos logran meterse en la lista del preferido de turno de los votantes y llegar de esa manera al primer escalón de la política, que no es el caso de Jobe que llegó a diputado y volvió dos casillero para atrás.
Cuando el escrutinio llegó al 85% la diferencia y la ventaja de Macri sobre Filmus era irreversible y ese fue en el momento que Mauricio hizo su entrada triunfal siendo saludado por todo su entorno y en medio de un griterío impresionante comenzó un discurso donde privilegió el agradecimiento a todos y la mesura que lo caracterizó en toda la campaña; también tuvo un párrafo de agradecimiento para Cristina Kirchner que lo felicitó por el triunfo. Abrazos, besos y llevado en andas con el fondo de una canción de Fito Páez… ¿ Fito Páez ?.
Con un caudal de fotografías y un frío que calaba los huesos el cronista de Realidades regresó a Escobar y a última hora del domingo paso la data a la redacción.