SEGUN DIJO GABRIEL MARIOTTO: “NO HAY TENSIÓN CON SCIOLI, HAY ESTILOS DISTINTOS”

El Vicegobernador envió un mensaje conciliador a medios de prensa acreditados. Admitió disensos y opiniones distintas pero negó “internas” y rupturas.
“Los que dicen que porque hay matices u opiniones diferentes hay ruptura no entienden lo que significa el peronismo. Ni el Gobernador, que es mi amigo, se preocupa ni nosotros nos preocupamos. Los dos construimos en la conducción de Cristina, cada uno aportando su propia impronta para el mismo proyecto nacional”.
Con esa frase, el Vicegobernador Gabriel Mariotto buscó ayer bajar la tensión que se instaló en los últimos días con el gobernador Daniel Scioli e incluyó cruces de declaraciones con ministros del gabinete provincial, aunque también reconoció que ambos tienen “diferencias de estilo”, “matices” y “opiniones diferentes”, sin que eso, subrayó, “signifique una ruptura”.
“Las relaciones con el Gobernador están bárbaras, son relaciones de compañeros”, enfatizó.
CUANDO EMPEZARON LAS “DIFERENCIAS”
Las tensiones comenzaron a instalarse a poco de la asunción, opacada por los incidentes entre la policía bonaerense y militantes de La Cámpora. Pero se acrecentaron a partir de las denuncias lanzadas el domingo pasado por el periodista Horacio Verbitsky contra la secretaria de Derechos Humanos de la administración Scioli, Sara Cobacho.
Verbitsky, de estrecho vínculo con la ministra de Seguridad de la Nación Nilda Garré y una de las voces más críticas de la gestión de Ricardo Casal en la cartera bonaerense, dijo que Cobacho oculta denuncias sobre abusos policiales.
Esas acusaciones tuvieron una dura respuesta del jefe de Gabinete Alberto Pérez y de buena parte del equipo de ministros de Scioli. Y en ese marco, Mariotto salió a respaldar a Verbitsky, a quien calificó como un “compañero y amigo” y a cuestionar la reacción de Pérez, lo que derivó en una indisimulable tensión interna.
Con esas fricciones internas en el centro de las miradas, Mariotto envió en las últimas horas mensajes conciliadores, aunque sin dejar de subrayar que mantiene “diferencias” con Scioli.
El martes por la noche, Mariotto participó en City Bell de una cena de la agrupación del diputado Raúl Pérez. Allí no hizo referencias al conflicto; remarcó que la presidenta Cristina Kirchner es “quien conduce el proyecto” y nunca mencionó a Scioli, como tampoco lo hizo Pérez en su discurso. Además, dijo que “se acabó en la Provincia la aprobación de leyes en una tarde, sin debate”.
Pero ayer se ocupó de enviar un claro mensaje conciliador. Por la mañana, durante un acto de entrega de decodificadores de la Televisión Digital en Berisso, subrayó que “no hay internas, lo que hay es un proyecto nacional que contiene compañeros que tenemos distintos estilos, Daniel (Scioli) tiene un estilo, yo tengo otro, pero somos totalmente complementarios, los dos trabajamos por la Presidenta”.
EN PLENARIO DE SEGURIDAD
Horas más tarde, Mariotto participó en La Plata de una jornada de debate sobre políticas públicas organizada por la Corriente Justicia Social que conduce Marta Arriola. Ex subsecretaria de Participación Comunitaria del ministerio de Seguridad bonaerense durante la gestión de León Arslanián, Arriola es funcionaria de la gestión de Nilda Garré que, como se dijo, está envuelta en una pulseada política con la cartera de Justicia y Seguridad bonaerense, liderada por Ricardo Casal.
Pero pese a las especulaciones que había generado su presencia en ese acto, Mariotto también usó esa tribuna para despejar versiones de conflicto. “Estamos acostumbrados a vivir en el disenso. Ni el Gobernador, que es mi amigo, se preocupa, ni nosotros nos preocupamos”.
OTRAS VOCES
En el plenario, del que participaron además el intendente Pablo Bruera, el diputado Gabriel Bruera y los senadores por la Ciudad Gustavo Oliva y Emilio López Muntaner, referentes de la agrupación conducida por Arriola debatieron sobre participación ciudadana y políticas públicas.
En ese marco, la funcionaria cercana a Garré dijo que “venimos a profundizar el modelo, no a disputar nada a nadie. Vemos con buenos ojos algunos avances como el impulso a la Policía Judicial. Pero creemos que hay que recuperar la conducción política de la fuerza y mejorar las condiciones de trabajo”.
A su turno, el Intendente reivindicó el “control civil” de la Policía bonaerense que, dijo, “es una bandera inclaudicable”. Y agregó: “Pedimos las policías comunales porque creemos que hay que democratizar la fuerza. La seguridad tiene que ser popular”. Asimismo, Bruera se refirió a la ley de medios audiovisuales, afirmando que es una norma “que nos enorgullece en el mundo; para que haya más democracia más gente tiene que tener la palabra y tiene que haber más medios”.