LA RUTA PROVINCIAL 26, “EL REINO DE LA ANARQUÍA”

A raíz de la nota publicada ayer, viernes 19 de agosto, relacionada con la ruta provincial Nº26, una verdadera catarata de correos y llamados relacionados con el tema, enviados por habitantes de Maquinista Savio, dan una idea de lo mal que se siente todo el vecindario de esta localidad.
Son un popurrí de quejas que obligadamente hay que hacerlas públicas para que las autoridades de una buena vez pongan un poco de orden.
“… Caminar por las veredas de la ruta 26 entre las calles Beliera y Pedro Nieto ya es algo imposible…” dijo entre otras quejas Miguel Quintero. Y es verdad; la cantidad de vendedores ambulantes que están ocupando las veredas es algo imposible de creer, situación agravada por los negocios que ocupan locales y que agrandan estos usando casi toda la acera, poniendo en exposición la mercadería que comercializan, consecuentemente los peatones deben caminar esquivando mesas con zapatos, pantalones colgados, coches estacionados, muebles, etc. etc., obligados a bajar al pavimento de la ruta.
A su vez, Sergio Martinez señaló que los colectivos se detienen para el ascenso o descenso de pasajeros donde se le ocurre al chofer por la existencia de paradas viejas y paradas nuevas y los usuarios deben estar corriendo de un lado para el otro para que no lo dejen de a pie.
Según María Córdoba, los frentistas cuyas propiedades están sobre la ruta parece que desconocen que tienen la obligación de hacer las veredas, tal vez están esperando que las haga la municipalidad. Frente al supermercado EKI es todo un barrial y los proveedores del comercio hacen carga y descarga de mercadería en lo que tendría que ser la vereda.
Alejandro Vega asegura que la mayoría de los vendedores ambulantes que se instalan en las veredas, que perjudican a los peatones y al comercio que paga impuestos, son gente que llegan a Savio en vehículos propios y parte de ellos, evasores fiscales, son empleados de una organización.
A todo esto, buena parte de la gente de Savio, en especial aquellos que tienen un poder adquisitivo de clase media, evitan estos contratiempos comprando mercadería en los grandes supermercados que existen en Escobar o Ing. Maschwitz y la ropa y el calzado los adquieren en los bolishopping y de paso pasean con la familia por lugares donde no hay barro y no se tienen que bajar a la Ruta.
Indudablemente, con la total ausencia de las autoridades municipales, la zona céntrica de Maquinista Savio se ha convertido en el Reino de la Anarquía, ¿ O alguien lo duda ?.