MIENTRAS CAVABA UN POZO EN SU JARDIN GOLPEÓ CON UNA PALA UNA GRANADA DE MANO Y POR POCO VUELA EN PEDAZOS

Un vecino que cavaba un pozo en el jardín de su casa encontró una granada intacta, que debió ser detonada por personal de la brigada antiexplosivos. El hecho ocurrió ayer, martes 8 de noviembre en una vivienda del barrio William Morris, de la localidad de Manuel Alberti, cuando un hombre comenzó a cavar un pozo negro, al llegar a unos 30 centímetros de profundidad notó que su pala chocaba con algo metálico, dándose cuenta que era una granada con su tren de fuego intacto.
El vecino llamó por teléfono a la Comisaría local, desde donde convocaron a efectivos de la Superintendencia de Seguridad Siniestral Delegación San Isidro quienes se hicieron cargo de la situación. Luego de levantar el artefacto explosivo a la tolva blindada del camión antiexplosivos, la hicieron detonar.
El artefacto era una granada de fabricación nacional y a pesar que pasó mucho tiempo enterrada todavía mantenía intacto su poder destructivo.