ESCLARECIERON EL HOMICIDIO DE MARIO ALZUGARAY, COMETIDO EN LA LOCALIDAD DE MATHEU

Un joven de 21 años fue detenido por la policía en la localidad de Villa Rosa, mientras que un adolescente de 16 años se entregó en una sede judicial de la localidad bonaerense de Campana, en el marco del crimen de un muchacho asesinado a balazos el miércoles pasado en Matheu.
En tanto, familiares y amigos de la víctima, Mario Javier Alzugaray (26), marcharán hoy a partir de las 19 desde la casa donde se cometió el homicidio hasta la plaza de Matheu en reclamo de Justicia y seguridad. Susana Cabrera, madre de la víctima, dijo que realizarán una protesta pacífica para que “los responsables paguen por lo que le hicieron a mi hijo”.
Fuentes policiales informaron que la primera detención por el crimen ocurrió el viernes, cuando un adolescente de 16 años acompañado por su padre se entregó en una sede judicial de Campana.
Luego, al continuar con la investigación, al día siguiente la policía detuvo a un joven de 21 años en una vivienda de Villa Rosa, circunstancia que no le fue informada a la prensa.
Un jefe policial que participa de la pesquisa indicó que “quedó totalmente descartada la hipótesis de un crimen por un ajuste de cuentas”, y que el homicidio fue cometido tras el robo de las pertenencias de la víctima, en la puerta de la casa de la familia Alzugaray, situada en la calle Matheu al 600 de la localidad homónima.
El hecho, tal como fue publicado por wwwrealidadesdeescobar.com.ar, sucedió en la madrugada del miércoles 3 de agosto pasado cuando la víctima se encontraba en la vivienda con su hermano Mariano, de 24 años, y un grupo de amigos los que después de cenar salieron a acompañarlos hasta la puerta. Luego que todos se retiraron del lugar, la víctima se quedó en la calle, mientras que su hermano ingresó a su domicilio y, en ese momento, dos delincuentes armados amenazaron a Alzugaray para que les entregara dinero en efectivo. Según los familiares de Alzugaray, aunque el joven no se resistió, los ladrones le dispararon a “quemarropa” para robarle la billetera y el teléfono celular.
Los detenidos quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3, del Departamento Judicial Zarate Campana, descentralizada en Escobar, a cargo del fiscal Christian José Fabio. En horas del mediodía había trascendido que el menor fue entregado a sus progenitores por disposición judicial.