EN DISTINTA SITUACIÓN Y CIRCUNSTANCIA, HEBE DE BONAFINI VISITA NUEVAMENTE ESCOBAR

A pesar que dice conocer que en el distrito aún subsisten algunos personajes funcionales al represor Luis Patti, Hebe de Bonafini vuelve a visitar Escobar en una circunstancia totalmente distinta a la de su primera visita pública, realizada el 27 de septiembre de 1999, cuando justamente era intendente el ex subcomisario, oportunidad en la que una de las Madres fue amenazada por una seguidora fanática del ahora condenado ex intendente. La reunión se llevará a cabo el viernes 16 de diciembre a las 17:30 horas en la Casa de la Cultura de Escobar organizada por el grupo “JP Descamisados”.
Dos semanas antes de la visita de “Madres” a Escobar en l999, la Biblioteca “Rivadavia” había realizado una reunión con la presencia de Osvaldo Bayer y representantes de organismos de DD.HH. como Familiares e H.I.J.O.S., oportunidad en la que se organizó una marcha en la participaron pocos vecinos de Escobar ya que otros temían las reacciones del entonces intendente y de sus colaboradores más estrechos, muchos de los cuales aún ocupan puestos destacados en el distrito. Las Madres de Plaza de Mayo participaron de la marcha y se ubicaron sobre la calle Asborno casi esquina Estrada, frente a la Plaza, y desde allí escucharon el discurso de Esther Cambiasso, la hermana del militante peronista asesinado, según sus familiares y la justicia por el represor Luis Patti.
En esta oportunidad el grupo de Madres que lidera Hebe de Bonafini llega a Escobar donde el partido oficialista apoya la lucha por la memoria, aunque algunos afirman que la toleran, justamente por la existencia de esos funcionarios que fueron estrechos colaboradores de Patti.
Algunos de los que no han podido conocer a Hebe en el 99, especialmente el grupo de “periodistas” que trabajaba en los medios de difusión propiedad del ex intendente al que obedecían ciegamente calumniando e injuriando a los colegas que eran adversos al omnipotente jefe comunal, posiblemente querrán hacerlo ahora, fingiendo que nunca tuvieron alguna relación con el represor.