EMPLEADOS DE LA ARENERA NINE SE ENCUENTRAN SIN TRABAJAR POR RESPONSABILIDAD DE SUS DUEÑOS

A través de un comunicado de prensa la Municipalidad de Escobar reitera que el 30 de marzo pasado confirmó a los dueños de la empresa un “otorgamiento excepcional” con un plazo de 45 días hábiles para regularizar su situación con el municipio. La medida fue tomada para salvaguardar los puestos de trabajo de sus empleados. Sin embargo, los responsables de “Casa Nine” no sólo no se acercaron a regularizar su situación, sino que tampoco abrieron sus puertas aprovechando la Resolución 144/2012, que detalla lo antes expuesto.
En este sentido, la Municipalidad de Escobar rechaza fervientemente la actitud de quienes se encuentran al frente de “Casa Nine”, por mentir a sus empleados, siendo absolutamente responsables de no invertir sus comprobadas ganancias – fruto del esfuerzo de los trabajadores que hoy dejan sin actividad- en el cumplimento de sus obligaciones.
Se solicito ademas informar a todos los empleados de “Casa Nine” y gremios involucrados, el motivo por el cual han decidido no abrir sus puertas y continuar sus actividades aprovechando esta medida extraordinaria.
En función de ello informamos:
• Es totalmente ajena a esta Municipalidad la intención de perjudicar la fuente de trabajo de los 60 empleados que dependen actualmente de la Empresa “Casa Nine”, ni de los más de 100 que, según dichos de la empresa, mantienen un vínculo comercial con la misma.
• Si los empleados, tal como aseguran en un volante anónimo, tienen prueba alguna de que la empresa se encuentra cumpliendo las obligaciones municipales, sólo deben acercarse y presentarlas.
• La Inspección realizada en la empresa no fue de “rutina”, sino consecuencia de reiterados reclamos por parte de distintos sectores de la Comunidad de Escobar.
• Se han agotado el total de instancias para brindar a los dueños de “Casa Nine” alternativas varias para la normalización de su situación, sin obtener respuesta alguna ni muestras de buena voluntad.
• Durante años la Empresa “Casa Nine” ha realizado impunemente actividades industriales con habilitación “comercial”, negándose en retiradas oportunidades a suscribirse a las normas vigentes en materia de industria y medio ambiente, poniendo en peligro a sus empleados y a la Comunidad entera.
• De acuerdo al Expediente Nº 4034-132421/2010, la empresa consta por escrito que “informamos que Casa Nine no es comercio de logística que tenga depósitos, sino que las instalaciones que posee (piletas, silos, etc.) son necesarias para el proceso de producción y despacho de material extraído. Pues resulta imposible desechar el material directamente desde las embarcaciones”. Una muestra más de la irresponsabilidad, incoherencia e impunidad que tenían ante la Sociedad.
• Dadas las circunstancias, y con la voluntad de evitar cualquier perjuicio a los trabajadores, por responsabilidad absoluta de la empresa, la Municipalidad SIN REVOCAR la resolución 144/2012, dispuesta con fecha 30 de marzo de 2012, otorgó en carácter excepcional el plazo de 45 días hábiles a fin de dar cumplimiento al inicio de la habilitación como Industria.
• Queda claro que la clausura realizada no tiene otro fin más que el de velar por el estricto cumplimiento de las normas laborales, como así también de las que refieren a la protección del Medio Ambiente y al CONINDELTA.

La municipalidad ademas Informo, que con fecha 16/04/2012, fue sentada una denuncia en la Fiscalía descentralizada de Escobar – IPP 2596/12 – por posible infracción a los Artículos 168/194/209 del Código Penal. (Por Corte de Ruta, Instigación a cometer delitos y amenazas varias).
El Señor Héctor Marino – DNI. 21.896.216 – se presentó ante un funcionario municipal como “Gerente de la Planta Nine”, amenazando al mismo con agresiones y actitudes extorsivas.
El mismo Señor, luego, se presentó ante el Secretario de Gobierno, junto a Marín Walter y Jorge García. En esa oportunidad, como “empleado” de Casa Nine.
La Municipalidad de Escobar continúa haciendo los mayores esfuerzos para llegar a un acuerdo sobre el conflicto laboral para que los responsables reanuden las actividades, y evitar que el cese afecte a más trabajadores y familias.
La Municipalidad de Escobar respeta la legislación laboral argentina, el derecho de asociación sindical, negociación colectiva y el derecho a manifestarse en la vía pública, pero desaprueba las irregularidades que puedan cometerse en consecuencia del ejercicio indiscriminado e irresponsable de los mismos.