Durante el fin de semana, la Municipalidad de Escobar desarticuló cinco fiestas clandestinas con más de 1.500 personas implicadas

En distintos procedimientos realizados durante el fin de semana, la Municipalidad de Escobar a través de la Dirección General de Control e Inspección dependiente de la Subsecretaria de Monitoreo y Control de Industria, Comercio y Obras Particulares, desarticuló y clausuró cinco fiestas clandestinas con más de 1.500 concurrentes implicados.

Todas las locaciones fueron clausuradas y se les labró un acta a los responsables de los eventos por motivo de transgredir ordenanzas municipales y la prohibición vigente por los respectivos decretos presidenciales dictados por el actual contexto de pandemia, quedando estas personas imputadas y a disposición de la justicia.

Los operativos fueron realizados en una playa y parador en la sección de Islas de Belén de Escobar, y en casas particulares ubicadas sobre calle Tulipán al 7000, (Barrio El Cazador), Tucumán al 1100 e Independencia al 1100, ambas Belén de Escobar, y en España al 1200, en la localidad de Garín.

El procedimiento más importante, tanto por su organización como por la cantidad de concurrentes, tuvo lugar en una playa y en un parador ubicado sobre el acceso a la escuela 22 y el Arroyo Correntino.

El Municipio, como resultado de trabajos previos de investigación, tomó conocimiento días antes de la organización ilegal de una fiesta, denominada “Garden Beach”, para la que se vendían entradas de manera anticipada. Así, horas antes de la prevista para el inicio del evento, se hizo presente en el predio personal municipal, que trabajó de manera articulada con Prefectura Naval Argentina, los grupos especializados GAD y GPM de la Policía Bonaerense, miembros de Prevención Comunitaria y agentes del destacamento isleño.

Allí fueron detenidas 12 personas, 10 de ellas por tenencia de cocaína y marihuana, y se desalojaron a 200 concurrentes que ya estaban en el lugar. Los responsables de la organización de la fiesta quedaron imputados por no tener los permisos correspondientes, por violar las medidas de Seguridad e Higiene y por transgredir las normativas destinadas a evitar la propagación del coronavirus. Además, se encontró una gran cantidad de bebidas alcohólicas que fueron retiradas en tres camionetas de la Dirección Provincial de Registro para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (ReBA) y se secuestró un auto particular que era conducido por un hombre al que le dio positivo el test de alcoholemia.

En lo que respecta al ámbito de la Municipalidad de Escobar, todas las actuaciones fueron elevadas a la Secretaría Contravencional, quien dispondrá las sanciones pertinentes.