BONAFINI ESTUVO EN ESCOBAR Y SU PRESENCIA FUE SOLAMENTE ANECDÓTICA

A pesar de su fama de puntual parece que el pesado tránsito de la Panamericana que en momentos estuvo casi detenido consiguió que HEBE DE BONAFINI llegara a la Casa de la Cultura de Escobar con dos horas de atraso.
Antes de su demorada llegada el cronista de Realidades se retiró, no sin antes obtener una imagen fotográfica del reducido grupo de ruidosos militantes de izquierda que la esperaban, los que no superaban el centenar.
Gracias a la colaboración de Fernando Di Maio, titular de la FM Radio Escobar, publicamos en esta crónica una imagen de Bonafini obtenida por él mismo. El punto más destacable de la repetida y tediosa charla de la titular de Madres de Plaza de Mayo fue cuando una mujer le preguntó su opinión sobre Sandro Guzmán que llegó al gobierno comunal acompañando a Patti, y la octogenaria contesto que “si acompañaba a Patti es igual que el”.
Respecto a las acusaciones que ayer le formulara su ex yerno Sergio Schoklender de que durante los 90 la agrupación pensó en “enviar compañeros para formarse con los narcoguerrilleros” asegurando además que en la Universidad se guardaban armas y robaban para financiarse. Fue durante el gobierno menemista “La idea era mandar compañeros a formarse con las FARC en Colombia, con los zapatistas en Chiapas, y que después esos compañeros pudieran venir con alguna formación y comenzar un trabajo, digamos, foquista en algún lugar. Ya contaban con armas de todo tipo, pistolas, ametralladoras, granadas, plástico, lo que pidas”. “Visto en plena época del menemismo, era la única salida lógica: había que generar una resistencia. Ubicate en pleno menemismo, con toda la impunidad que tenían. Me acuerdo del lugar donde teníamos guardadas las cosas, que era un pozo en el sótano de la universidad: la ubicación precisa la conocíamos dos o tres compañeros y Hebe, y nadie más” dijo en su larga exposición.
Y ahora, la gente se empezó a preguntar ¿ de donde sacaban los fondos las Madres de Plaza de Mayo en la década del 90 y principios del 2000 ?.
HEBE DE BONAFINI pasó por Escobar y realmente no aportó nada positivo para nadie, su discurso de trinchera sigue siendo el mismo y nadie le pregunta sobre las denuncias de Schoklender que ahora, además de hacerlas públicas las dejará asentadas en un libro para la posteridad.