BATALLA CAMPAL ENTRE ADVERSARIOS POLÍTICOS EN INT. LAGOMARSINO

Ayer, miércoles 3 de agosto por la tarde dos grupos, militantes zuccaristas e ishiistas, adversarios internos en el Frente para la Victoria, se enfrentaron en feroz pelea en Int. Luis Lagomarsino (Pilar), el resultado de la reyerta terminó con varios facciosos heridos de consideración algunos de los cuales tuvieron que ser trasladados al hospital. Todo se desarrolló en ruta provincial 26 entre Beliera y Honduras, donde los seguidores del intendente Zúccaro y del precandidato Fabián Pitronaci tienen sus casas partidarias a pocos metros una de otra. En determinado momento la gente de Pitronaci fue agredida por un grupo de Zuccaristas que arrojaron piedras contra una camioneta y les mostraron armas de fuego en la cintura, razón por la cual se trasladaron al destacamento policial local donde formularon una denuncia por Amenazas y Daño. Una de las personas más exasperadas habría sido un ishiista conocido como el “Topo” Romero, que en la puerta de la dependencia policial habría agredido al familiar de una mujer policía que nada tenía que ver con el conflicto denunciado.
La cosa no terminó allí, los denunciantes, acompañados esta vez por el propio Pitronaci, volvieron a la casa partidaria de los zuccaristas ubicada en la ruta 26 para recriminar respecto al ataque que, minutos antes, habían sufrido militantes de su lista.
Tras una fuerte discusión, comenzó una pelea a golpes de puño y pedradas en la que militantes de los dos grupos resultaron seriamente lastimados. El más perjudicado fue Gonzalo Aragón, militante de Pitronaci, quien por la noche fue atendido en el hospital de Trauma de Malvinas Argentinas por una herida que le comprometía seriamente un ojo.
Del lado zuccarista, el más lesionado fue el hijo de Salvador Bravo ex delegado municipal de Lagomarsino, que recibió golpes en el rostro y le fracturaron un dedo. Bravo, que también fue parte de la trifulca responsabilizó al propio Pitronaci, a quien acusó de haber provocado la pelea.
Fuentes cercanas a Pitronaci, relataron que la agresión fue iniciada por los zuccaristas que “salieron del local a pegarnos con palos y botellas”. “Nosotros sólo nos habíamos acercado para pedirles que dejen de agredir a nuestros militantes”, sostuvo Sebastián Pitronaci, hermano del precandidato.
El hecho supera todas las agresiones de violencia que se vienen repitiendo en las últimas semanas entre partidos opositores y las acusaciones son contra el oficialismo, a pesar que en esta última ocasión también Bravo formuló una denuncia en el destacamento policial local.