AUMENTÓ DESMEDIDAMENTE LA CANTIDAD DE CHOQUES TANTO EN ESCOBAR COMO EN PILAR

Que hay pocos policías uniformados en las comisarías de la provincia de Buenos Aires es una verdad indiscutible por más que el jefe de esta institución opine lo contrario y que a pesar de ello durante bastante tiempo estuvo prometiendo personal de refuerzo que nunca llegó (sobre todo en Pilar donde la escases de personal es más evidente).
Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia, continuando con la línea “Arslanian” siguen haciendo toda clase de reformas para que los oficiales que trabajan en las oficinas de las seccionales salgan de las mismas y se aboquen de lleno a las calles, pero los libros de sumarios están mostrando un fenómeno que sería de fácil solución, un fenómeno que a la policía y a las fiscalías les lleva muchísimo tiempo, los expedientes por Lesiones Culposas producidas en accidentes de tránsito.
Tomando por ejemplo hechos recientes, como el ocurrido antes de ayer en el Km. 58 de la Ruta 8, cuando cuatro jóvenes, el conductor de unos 30 años y tres adolescentes de 17, oriundos de la localidad de Fátima, se dirigían en una camioneta F100 hacia la Capital. Por causas que se desconocen, aunque se estima que podrían haber estado ebrios, el conductor perdió el control del vehículo e impactó contra un bloque de cemento. Como consecuencia del impacto, la camioneta se partió al medio y los jóvenes fueron despedidos; todos ellos sufrieron heridas leves, fueron atendidos en el hospital Sanguinetti y dados de alta a las pocas horas.
Ese mismo día, aproximadamente a las 15 hs. en la intersección de las calles Colón y Don Bosco de Belén de Escobar, chocaron una moto y una camioneta, el vehículo de menor porte fue el más perjudicado y su conductor resultó con lesiones. La camioneta marca Isuzu patente SUF 608, estaba cruzando la esquina y fue embestida de atrás por la moto marca Motomel Clipper dominio DKE 389 cuyo conductor debió ser atendido en el lugar y luego derivado al Hospital de Agudos Dr. Enrique F. Erill con lesiones varias.
Generalmente, en los choques intervienen policías, bomberos, ambulancias y un hospital (cuando no la morguera) y todo esto se podría evitar en gran parte si el personal municipal de cada distrito llevara a cabo controles diarios del tránsito exigiendo que los conductores cumplan con las disposiciones vigentes así los demás podrían dedicarse de lleno a sus funciones específicas. Es muy simple.