Santiago Piermarini“A los inspectores hay que decirles que se pongan a trabajar, que si van a hacer negocios los hagan en otro lado y no desde la función pública”.

La Cámara de Comercio advirtió que viene pidiendo más seguridad en el centro. Le apuntó al Municipio y a la Justicia. “La venta ilegal atrae a la inseguridad”, disparó.
La comunidad pilarense no sale de la consternación tras el crimen del comerciante Carlos Moriggia. En este contexto, Santiago Piermarini, vicepresidente 1º de la Cámara de Comercio SCIPA, expresó su indignación y apuntó a la venta ilegal como factor que “atrae a la inseguridad”. Piermarini no escondió su enojo y, citando a un funcionario de la Ciudad de Buenos Aires, lanzó: “Hoy los pungas y los delincuentes se disfrazan de vendedores de medias para asaltar a los comercios”.
“Hace 15 días emitimos un comunicado por la venta ilegal, que atrae a la delincuencia. Nos reunimos con los jefes policiales para transmitirles la preocupación de los comercios por hechos que habían sucedido en Pilar y, lamentablemente, desencadenó en esto que no queríamos que pase”, manifestó.
Asimismo, expresó: “El tema de la venta ilegal es un muy grave para Pilar porque en los últimos meses ha proliferado. Los inspectores municipales no se tienen que hacer los distraídos, los hago cargo a ellos de la venta ilegal. Hay que terminar con todo esto porque desencadena en lo que pasó el sábado”.
Además, el expresidente de Scipa defendió la labor de la policía responsabilizando, principalmente, al Municipio y, en segunda instancia, a la Justicia.
En este sentido, argumentó: “A veces le pegamos a la policía, los hacemos cargo de todo y la verdad es que trabajan. A veces los municipales no ayudan, son un grupo de seis u ocho el cuerpo de inspectores y hay que decirles que se pongan a trabajar, que si van a hacer negocios los hagan en otro lado y no desde la función pública”.
“Ahora pagamos con la vida de un ciudadano y, nos podría haber pasado a cualquiera de nosotros; la inoperancia y la complicidad hay que sacarla a la luz. Creo que vamos a tener que tener una reunión inmediata con el Municipio para que esto termine porque hace años que venimos reclamando por esto”, continuó.
“No es difícil erradicar la venta ilegal, es una decisión política. Hoy tenemos fuerzas policiales dispuestas a trabajar, comprometidas y nos falta la pata política. Nos tendremos que presentar de nuevo a hablar con los funcionarios y que esto se termine de una vez por todas. Como comerciantes tenemos que estar en otras cosas, no en la inseguridad o la venta ilegal. Pagamos con la vida de un vecino y no me puedo callar esto”, cerró.