conferencia de prenca CunialLa secretaria de Seguridad y Prevención Comunitaria del Municipio, Graciela Cunial, expresó un enérgico repudio a las autoridades de la comisaría Escobar 1ra, que fueron removidas y detenidas bajo la acusación de pedirle dinero a un preso para “mejorar sus condiciones de alojamiento”.
“Repudiamos a estos funcionarios, que deshonran el uniforme policial. Sentimos vergüenza y dolor, porque estos hechos tiran por la borda el buen trabajo que hacen los compañeros”, enfatizó la comisaria general retirada y abogada, quien brindo una conferencia de prensa el martes pasado, en la sala de reuniones de la Secretaría de Seguridad, acompañada por el jefe departamental de Zarate Campana, comisario inspector Víctor Benedetti (quien estuvo a cargo de la jefatura distrital de Escobar por tres años) y el comisario Rubén Marcell, a cargo del Comando de Patrullas y ocupando también el cargo dejado por Benedetti en Escobar.
“No nos representan, no es lo que nosotros hacemos a diario”, asintió el comisario inspector Benedetti”, visiblemente molesto por lo ocurrido, para agregar que: “El procedimiento fue impecable, no hay margen para dudas”.
Los funcionarios dieron precisiones sobre el procedimiento que finalizó, el pasado lunes 12, por la noche, con la desvinculación y detención del comisario Jorge Cardozo y el subcomisario Hugo Figliori, quienes desde el 26 de septiembre estaban a cargo de la comisaría Escobar 1ra.. Cunial señaló que la investigación se inició en el Juzgado Federal de Zárate-Campana a partir de la denuncia de un preso alojado en los calabozos de la seccional. El detenido afirmó que el subcomisario Figliori le pidió 4 mil pesos a cambio de “mejorar sus condiciones de alojamiento”. El recluso en cuestión, es uno de los tres individuos que el pasado viernes a la madrugada fueron detenidos, junto a cuatro mujeres, tras una serie de allanamientos en el Bª Doña Justa de Ingeniero Maschwitz, acusados de integrar una banda de narcomenudeo que comercializaba marihuana y cocaína en la zona. A partir de la denuncia, el juez federal, Dr. Adrián González Charvay dispuso la intervención de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense. Desde allí se acordó una reunión con Figliori en la que un subcomisario de esa división encubierto, se hizo pasar por familiar del detenido y le entregó el dinero pactado con billetes marcados al subcomisario. De forma inmediata, Figliori y el comisario Cardozo fueron arrestados, relató Cunial a “Realidades”.
Ambos pasaron la madrugada en los calabozos de la comisaría y durante la mañana fueron trasladados a las celdas de una dependencia policial en Ricardo Rojas, partido de Tigre, exclusiva para miembros de la fuerza con causas penales, imputados el delito de “Extorsión”.
Los efectivos policiales que participaron del procedimiento en la comisaría 1ra., debieron llamar a la división explosivos al encontrar una granada de mano en el privado del comisario Cardozo, aunque no se sabe si dicho artefacto se encontraba en condiciones de ser detonado o no.