IMG-20171108-WA0110El repudiable hecho tuvo lugar pasadas las 19.20 hs., del miércoles 8, cuando personal de la comisaria 4ta. de Maquinista Savio tomo conocimiento, a través de un llamado anónima al 911, de la existencia de un artefacto explosivo en una de las aulas de la Escuela Nº25, ubicada en la calle Maipu entre Lavalle y El Colibrí, en el barrio Amancay. Según fuentes de “Realidades” la llamada anónima advirtió e detalle sobre la colocación de un artefacto explosivo debajo de uno de los pupitres del aula de 3er. grado de primaria, la cual se encontraba lista para ser detonada. Tal cual lo denunciado personal de explosivos corroboro en detalle lo denunciado. En un rápido y eficiente operativo articulado desde el municipio con las fuerzas de seguridad, se procedió primero a evacuar del edificio a la totalidad de los alumnos, docentes, auxiliares y directivos del turno noche. En apenas unos minutos se encontró una granada debajo de uno de los pupitres que utilizan los alumnos. Finalmente, personal de la División Explosivos, con autorización del Juzgado Federal de San Isidro, retiro el artefacto de la escuela y lo hizo detonar e la plaza cercana dentro de un pozo con protectores, de acuerdo a las medidas de protocolo que se implementan en este tipo de episodios. El día martes, se había registrado un llamado sobre el mismo establecimiento, referente a la colocación de un artefacto explosivo, en cuya jornada, si bien se aplicaron los protocolos del caso, no se detecto ningún dispositivo. Este hecho se suma a otros dos suscitados en Garin y Escobar durante los meses de Junio y Julio respectivamente con granadas de las mismas características. El intendente Ariel Sujarchuk siguió minuto a minuto el procedimiento y se comunico con las máximas autoridades nacionales y provinciales en materia de seguridad, reclamando que se investigue hasta las ultimas consecuencias quien esta detrás de esta clara demostración de intimidación publica de extrema peligrosidad para la comunidad de Escobar. Al mismo tiempo, el jefe comunal exigió a los funcionarios responsables de la seguridad que tomen todas las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir un hecho de tal gravedad.