El anuncio lanzado por el gobernador Daniel Scioli, el ministro Ricardo Casal y el flamante jefe de la Policía Bonaerense Hugo Matzkin durante el recambio de la cúpula de autoridades de la fuerza provincial en regla general generó conformidad, pero al mismo tiempo, despertó dudas entre los intendentes.
Por un lado, algunos jefes comunales que reclamaban la creación de las policías municipales, como Sergio Massa, se mostraron satisfechos. Por otro, varios jefes comunales, entre ellos el de Pilar, Humberto Zúccaro mantienen interrogantes. Fuentes de ese municipio aseguran que las dudas son muchas, entre ellas, cuáles serán los fondos que recibirá el Municipio para financiar la fuerza, para saber cuántos hombres costeados por el gobierno bonaerense tendrá el distrito.
Además, analizan los costos políticos a los que deberán exponerse los intendentes como jefes de la fuerza policial local ante cualquier hecho grave que despierte la indignación de la población.
En tanto, otro paréntesis se abre en la opinión pública sobre si es coherente acrecentar la cercanía del poder político local con la Justicia y la policía.
En Escobar, las autoridades municipales no emitieron opinión al respecto; el intendente Sandro Guzmán no pudo ser entrevistado por la recargada agenda que tiene y si se formuló algún cometario fue proveniente de funcionarios de segunda línea que poco saben de seguridad pública.