Nilda Elvira Vattuone, conocida como Nelly Omar, nació el 10 de septiembre de 1911 en la estancia La Atrevida, ( pueblo Bonifacio, Partido de Guamini, provincia de Buenos Aires). Hija del capataz Marcos Vattuone y de Salustiana Pesoa, tuvo otros nueve hermanos (cuatro mujeres y cinco varones). En 1918, su padre (que ejecutaba la guitarra) fue uno de los organizadores de la presentación del duo José Razzano-Carlos Gardel, que se llevaba a cabo en el Teatro del Pueblo. Desde su infancia, fue motivada por su familia para cantar y en 1924, al fallecer su padre, se trasladó con sus parientes a la ciudad de Buenos Aires.
Con serias dificultades económicas Nelly Omar comenzó a estudiar canto y arte escénico haciendo su primera presentación en el cine Argos, ubicado en la calle Federico Lacroze y participó en un festival para recaudar fondos para el Club Colegiales. Su actuación fue tan admirable que Ignacio Corsini, comentó públicamente que le agradaba su forma de cantar. Nelly comenzó a actuar en radio (Splendid, Mayo y Rivadavia).
Entre 1932 y 1933 cantó a duo junto a su hermana Nélida haciendo temas camperos, milongas, estilos y canciones sureras. En 1937 adquirió popularidad cuando ganó el Gran Plebiscito Radiotelefónico de la revista Caras y Caretas, y en 1938, tras una presentación en el cine Carlos Gardel de Valentín Alsina, un locutor le atribuyó el apelativo de «La Gardel con polleras», hecho que fue criticado. Continuamente fue convocada por Radio Belgrano para encabezar horarios centrales y también le organizó giras por varias zonas de Argentina. En 1942 la Sociedad de Autores y Compositores le rindió un homenaje en el local nocturno Novelty, le entregaron una medalla y la consideraron «La voz dramática del tango». En 1946 realizó su primer disco, bajo el auspicio de la compañía Odeón y con ayuda de Francisco Canaro, grabando diez temas musicales: «Adiós pampa mía», «Canción desesperada», «El Morocho y el Oriental», «Rosas de otoño», «Sentimiento gaucho», «Sus ojos se cerraron», «Déjame no quiero verte nunca más», «La canción de Buenos Aires», «Desde el alma» y «Nobleza de arrabal». En 1951, con la RCA Victor, grabó con la orquesta de Domingo Marafioti un disco de 78 rpm con temas como «LA DESCAMISADA» Y «ES EL PUEBLO». Íntima amiga de Eva Duarte de Perón (cuya clase social y procedencia era similar a la de Nelly ), la acompañó en muchas ocasiones y actuó en las importantes celebraciones que organizaba el gobierno peronista.
EXILIO Y REGRESO
En 1955 ocurrió la Revolución Libertadora, un golpe de estado que derrocó al presidente Juan Domingo Perón. En su reemplazo asumió el militar Eduardo Lonardi, quien permaneció casi dos meses en el gobierno hasta que lo sucedió Pedro Eugenio Aramburu. Con este gobierno de facto muchas personalidades fueron inscriptas en las «Listas Negras», en donde se decretaban las personas que estaban prohibidas por apoyar al peronismo. Entre ellas se hallaban Nelly Omar, Sabina Olmos y Tita Merello. Sufrió persecuciones, allanamientos, la sustracción de sus pertenencias e incluso fue detenida temporalmente.
Finalmente se radicó en Montevideo (Uruguay) y luego viajó a Venezuela. A su regreso a la Argentina se retiró de la actividad artística.
Sin embargo, en 1966 se presentó en el medio televisivo y en 1969 grabó un disco con las guitarras de Roberto Grela. En 1972, con el guitarrista José Canet, retornó a sus actuaciones públicas. A lo largo de la década de 1980 trabajó con la orquesta de Alberto Di Paulo. A su vez, se ha desempeñado como compositora, habiendo editado canciones como el vals «Sólo para tí», con el guitarrista José Francini. También redactó un bolero que grabó Leo Marini: «Montoncitos de arena»; las milongas «Como el clavel y la rosa» y «Pa’ Dumesnil», con Aníbal Cufré; los valses «A Guaminí», «Misterio y canción», «Las cuatro respuestas», «Callecita mía», «Día de la verdad», «Intriga y pasión» y «Latido tras latido»; las canciones «Buena» y «Catedral del Sur»; y los tangos «Casualidad y amor» y «Amar y callar».
EN LA ACTUALIDAD
En 1996 fue declarada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y en 1997, con 86 años, grabó un disco que incluía algunos temas como «Comme il faut» de Eduardo Arolas con letra de Gabriel Clausi y otros dos, con letras de Héctor Oviedo: «La piel de vivir» y «Por la luz que me alumbra», con el acompañamiento de los guitarristas Bartolomé Palermo y Paco Peñalba. En 1998 se presentó en el Club del Vino, en Encuentro a todo tango, junto a Horacio Salgán y Néstor Marconi; y a finales del mismo año fue parte de un festival en el Teatro Nacional Cervantes con Jorge Vidal y de un acto en el Teatro Presidente Alvear junto al bailarín Juan Carlos Copes. También recibió el premio a la Gran Intérprete de la Sociedad de Autores y Compositores (SADAIC). En 1999 actuó en el ciclo Martes de Tango y en 2000, acompañada por el cuarteto de guitarras de Carlos Juárez, se presentó en Tango, solo tango, por Canal 7. En 2001, con motivo del festival de tango, se presentó nuevamente en el Teatro Alvear y luego viajó a Nueva York para actuar junto a la orquesta El Arranque. En 2003 se presentó en la Sala Mayor del Libertador y al año siguiente fue parte de la Unidad Cultural, donde brindó un concierto. Entre 2002 y 2004 recibió el premio Atrevidas en el rubro de la música, el tango y la trayectoria. En 2005, con 93 años, grabó un disco y en mayo del mismo año encabezó recitales en el Teatro Luna Park.
Por su parte, apoyó la candidatura a legislador de Hugo del Carril (hijo) y recibió una distinción especial en la entrega de los premios Argentores. En 2006, habiendo recibido el diploma al mérito de la Fundación Konex, se trasladó a la provincia de San Luis e incursionó en el cierre del Segundo Festival Internacional de Tango de Justo Daract. En 2007, al cumplir 96 años, fue homenajeada en la Casa de la Provincia de Buenos Aires por el gobierno nacional. En 2008 editó un álbum con ayuda de Gustavo Santaolalla y la compañía Universal titulado «La criolla». En 2009 retornó al Luna Park con el ballet de Juan Carlos Copes y el guitarrista Carlos Juárez, y a finales de aquel año recibió un homenaje en TEA ( Tenerife Espacio de las Artes) al igual que Leonardo Favio. En 2010 Raúl Lavié le otorgó el premio Pablo Podestá en el Senado de la nación argentina. También ha recibido otros galardones como el premio Atahualpa a la trayectoria (2009), el premio Raíz (2007), el premio Clarín Espectáculos como Figura del Tango (2009) y tuvo una nominación en la terna de Mejor Cantante de Tango Femenina en 2005 durante la celebración de los premios Konex. En los últimos años, Omar ha adquirido popularidad por su longevidad y por su vitalidad, ya que a pesar de su avanzada edad continúa haciendo presentaciones como cantante. A su vez, es una de las figuras del espectáculo más legendarias y prestigiosas de Argentina, como también una de las últimas en haber conocido a Carlos Gardel.
Esta crónica es solo una síntesis de la vida y trayectoria de una de las figuras más destacadas del cancionero popular argentino, un personaje que supo ganarse el cariño y la admiración de los argentinos, especialmente la de aquellos que en su más tierna infancia escucharon en la vitrola esa canción que ponía “mamá” que hoy ya no escucha nadie… “La descamisada”.
FELIZ CUMPLEAÑOS NELLY OMAR.