El fin de semana pasado, dos conductores igualaron el  record de alcohol en sangre, al ser sometidos a los controles que lleva a cabo la Secretaría de Prevención Ciudadana de la Municipalidad de Pilar. Los prevenidos registraron nada menos que 5.000 miligramos, por lo que les podrían aplicar una multa de hasta 10 mil pesos. El procedimiento se llevó a cabo en la zona del centro de Pilar y acceso norte, lugar de reunión para los conductores que hacen picadas. Como resultado del mismo se labraron un total de 19 actas, más la retención de cinco licencias de conducir por alcoholemia positiva: además de los recordman,  los otros controles de alcoholemia dieron 2.080, 1.381 y 840 miligramos. Al finalizar el operativo quedaron retenidos ocho vehículos (cuatro motos, dos autos y dos camionetas) por infracciones al código de tránsito .