Un delincuente que junto a un secuaz estaba asaltando un conocido aserradero de Pilar, fue sorprendido y perseguido por la policía; al verse rodeado, se pegó un tiro en el pecho. Se encuentra en grave estado en el Hospital de Pilar. En el procedimiento intervino personal de la comisaría 1ª. de  Pilar y de Villa Astolfi.  Los dos delincuentes armados llegaron hasta la maderera y cuando estaban  asaltándola llegó la policía convocada por un llamado telefónico. Al ver a los patrulleros los ladrones emprendieron su fuga por los fondos del comercio rumbo a la localidad de Astolfi. Otros dos patrulleros se sumaron a los que llegaron primero y después de varias cuadras de persecución, uno de los asaltantes fue rodeado por una decena de uniformados y el delincuente, ante la sorpresa de los oficiales se descerrajó un tiro en el pecho con el arma que llevaba en su mano. Fue trasladado al hospital  de Pilar donde fue intervenido quirúrgicamente a fin de salvarle la vida. Posteriormente una fuente policial señaló que se  trataba de un conocido delincuente de la localidad de Astolfi. En cuanto al arma que llevaba y con la que se disparó, resultó ser  un revolver calibre 38. Respecto al prófugo, a pesar que estaría identificado, hasta el momento nada se sabe y son intensas las batidas por la zona a fin de poder detenerlo.