Dos delincuentes que en la jerga del hampa denominan “yugueros” ( los que se dedicaban a “levantar” autos de la vía pública con ganzúas o yugas ), fueron detenidos por la policía de Los Cachorros. El procedimiento ocurrió pasado el mediodía de ayer en la intersección de las calles Las Azucenas y Las Amapolas, del barrio Los Cachorros de la localidad de Del Viso. Dos sujetos habían forzado la cerradura de un automóvil Honda Civic de color negro patente GMF 083, que estaba estacionado en ese lugar y ya se encontraban en su interior tratando de darle arranque. En ese preciso momento  fueron sorprendidos por efectivos de la Comisaría 7ª que pasaban por el lugar, que en forma inmediata los redujeron y aprehendieron. A pocos metros del lugar, los sujetos habían estacionado un vehículo en el cuál se desplazaban,  un Chevrolet Meriva de color gris, patente FMB 054, que fue requisado por los policías encontrando en su interior, aparte de las conocidas “yugas”, diferentes herramientas para ser usadas en su ilícito trabajo…  20 destornilladores milimétricos, 25 saca tuercas de seguridad, tres alicates, dos destornilladores de punta plana alterada ( ganzúas), dos tijeras metálicas reformadas como ganzúas, dos llaves de fuerza cromadas marca Crossman. Además se secuestraron dos llaves de tubos, una de 19 pulgadas marca Stanley y la otra marca Bhaco 11/16 mm, dos llaves francesas de 6 y 10 pulgadas respectivamente; dos llaves cruz; dos llaves tipo ele (éstas utilizadas para la extracción de los tornillos de las ruedas), un bolsito de color negro conteniendo en su interior 20 saca tuercas de seguridad, un soporte de estéreo, dos llaves tipo U (utilizadas para la extracción de stéreos), dos botiquines de emergencia, dos criquets manuales, dos matafuegos, un compresor de aire sin marca de color azul, cuatro balizas de emergencia, dos lámparas portátiles y dos ganchos para remolque. A su vez los delincuentes tenían en su poder 4.000 pesos en efectivo y 3.000 pesos más en billetes  moneda de países limítrofes. Los detenidos tienen 36 y 39 años de edad. El primero de ellos vive en la calle Sarmiento 2100 de Tigre, y su cómplice al 600 de la calle Servetto de la localidad de San Fernando. Los delincuentes quedaron imputados en una causa caratulada como “aprehensión por robo en grado de Tentativa” que se tramita en la Unidad Funcional de Instrucción N° 3 de Pilar a cargo del  Dr. Gonzalo Acosta.