En Maquinista Francisco Savio hay mucha gente que tiene necesidades habitacionales,  en especial matrimonios jóvenes con hijos que a veces, hacinados,  deben compartir la vivienda con sus padres. El intendente Sandro Guzmán tuvo en cuenta este grave problema social y no vaciló en tomar contacto con funcionarios de la Nación, y en especial con el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, para solucionarlo aunque sea en parte. Las gestiones llevaron su tiempo, pero finalmente el jefe comunal de Escobar consiguió que la localidad de  Maquinista Savio fuera incluida en un plan de viviendas sociales y para ello había que disponer de un terreno amplio para iniciar la construcción de un barrio de 274 viviendas y preveer que quedara espacio suficiente para, en una segunda etapa, construir otra barriada. Guzmán habría hecho un trueque con el empresario Gregorio Pérez Companc, propietario de un amplio predio entre la calle El Ceibo y el Aº Escobar, permutándolo por unas calles comunales que “Don Goyo” necesitaba cerca de Temaikén.
En las fotos que ilustran esta nota se pueden ver  distintas etapas de la obra, desde los cimientos hasta el techo, estas viviendas están construidas totalmente en mampostería y constan de dos dormitorios, una amplia cocina comedor y baño. Según uno de los constructores el barrio tendrá agua corriente y desagües.