Los serios inconvenientes que les causan a los automovilistas los pasos a niveles del FFCC Mitre en Escobar han tomado características de graves. En el que está ubicado en la Av. Tapia de Cruz, las barreras, aún no estando averiado el mecanismo, a veces permanecen cerradas hasta 20 minutos, provocando un verdadero caos en el tránsito.
En el paso ferrovial de la calle César Díaz, que solo funciona de 6 a 22 hs. los días de semana, permaneciendo con las barreras bajas los feriados, existe un problema mayor, adolescentes procedentes de una villa de emergencia ocupada por gente que usurpó un predio cercano, inventaron “una salida laboral”; cuando los automovilistas se encuentran con las barreras bajas uno de estos chicos las levanta cobrándoles una módica suma por peaje. La semana pasada, en una circunstancia así, un tren casi embiste a un Fiat Siena, sus ocupantes salvaron la vida de milagro.
Según una fuente, desde la comisaría de Escobar le habrían enviado una nota a la empresa TBA para que traten de darle una solución a estos inconvenientes. Escobar ya hace mucho que dejó de ser un pueblo rural y necesita que los pasos a nivel de Tapia de Cruz, César Díaz, Travi e Italia funcionen en forma permanente permitiendo un rápido flujo del tránsito, al menos hasta que se construyan los programados túneles.