EN EL 2010 LA GESTIÓN DE SANDRO GUZMÁN REGISTRÓ UN SUPERAVIT DE CASI $29 MILLONES.
Ayer, aproximadamente a las 13 hs., presidida por el Presidente del H.C.D. de Escobar, concejal Elio Miranda, se celebró la 1ª. Sesión Especial del año 2011, en la cual se aprobó la rendición de cuentas del ejercicio de la Municipalidad de Escobar. El expediente, registrado con el Nº 13.722, recibió, en primer lugar, el dictamen favorable de la Asesoría Letrada del Deliberativo, indicando que las actuaciones fueron presentadas en tiempo y forma, cumpliendo con los requisitos impuestos por las normativas vigentes en la materia.  Asimismo, y posteriormente, fue despachado favorablemente y por unanimidad en la última reunión plenaria de comisiones, siendo en consecuencia aprobado en la Sesión citada a los efectos por la Presidencia del Concejo Deliberante.
Durante el tratamiento de la rendición de cuentas (un total de cinco cuerpos), desde la bancada del bloque del PJ manifestaron que del análisis de los cuerpos administrativos surge que “… todos los resultados de ley, arrojaron un saldo positivo. Así el presupuestario o financiero (resultado Presupuestario o Financiero surge como consecuencia de la diferencia entre los Recursos Corrientes y de Capital percibidos y los Gastos Corrientes y Capital devengado) fue de $ 24.164.808,93; el contable o patrimonial (resultado Contable o Patrimonial surge como consecuencia de la diferencia entre los Recursos Corrientes y de Capital devengados y los Gastos Corrientes y de Capital devengados) de $ 40.862.398,03, y el resultado que establece el artículo 44º de la Reforma Administrativa Financiera en el Ámbito Municipal RAFAM- (resultado del artículo 44º del RAFAM se determina adicionando al resultado Presupuestario o Financiero, los endeudamientos autorizados por ordenanza, saldo de cajas y bancos, deduciendo los gastos por servicio de deuda pública en concepto de amortización y la cancelación de otros pasivos existentes al cierre del ejercicio anterior) de $ 28.911.433,73 (…), es decir, no solo se cumplieron las normas que rigen sobre la ejecución del Presupuesto, sino también se construyeron obras, otras se comenzaron, se prestaron los servicios habituales con normalidad y se habilitaron otros nuevos, y a pesar de todo ello, se finalizó con un ejercicio superavitario con guarismos que no se conocen en la historia de éste Municipio…”.