Identificado como Ramón Pérez (55), el hombre se pegó un tiro en la sien derecha con toda la intención de matarse pero no falleció. Trasladado de inmediato al Hospital de Escobar quedó internado en estado de coma. El suceso ocurrió ayer a la mañana en la casa de la víctima, ubicada en la calle Entre Ríos entre Las Heras y Avellaneda. Cuando la policía intervino se estableció que Pérez, al tomar la drástica determinación estaba junto a dos de sus familiares. Según una fuente policial el arma utilizada fue un revolver calibre 22 elemento que fue secuestrado. Por la tarde, desde el nosocomio  informaron que Pérez había fallecido. En el caso, caratulado “Suicidio” tomó intervención  la Fiscal Paula Gaggiotti.